Tratamientos para dejar el tabaco

eliminar la ansiedad por el tabaco
Eliminar la ansiedad por el tabaco
14 abril, 2017
técnicas de mindfulness
Técnicas de midfulness para las adicciones
2 mayo, 2017
Show all

Tratamientos para dejar el tabaco

tratamientos para dejar el tabaco

Se ha demostrado que los productos actuales en el mercado, utilizados como tratamientos para dejar el tabaco, tienen escasa eficacia a medio plazo. Han sido últimamente una serie de terapias cognitivas las que han dado mejor resultado. Estos tratamientos tienen que ser impartidos por verdaderos profesionales que hayan sido formados en el área específica de adicciones y a poder ser, con especialidades en tabaquismo. Aquí, lo más importante no es tanto el método para dejar de fumar sino la experiencia y la formación del terapeuta que lo imparte.

Tratamientos para dejar el tabaco más populares

  1. Láser frío. De entre los tratamientos para dejar el tabaco, es el método más científico que se conoce. La segregación de endorfinas y dopamina que produce su aplicación hace que el consumidor apenas note el mono de los primeros días, la ansiedad se reduce y al ser aplicado durante unos cuantos días la adicción física queda prácticamente eliminada en su mayor parte.
  2. Terapia cognitiva. Aquí se trata de que el profesional oriente al consumidor en el porqué de sus consumos, en que racionalice el problema y se vea de qué forma más práctica y eficaz se puede dejar atrás el tabaco. Se pasa por una serie de visitas en que nos damos cuenta de que no es más que una adicción y que no tiene nada que ver con los mecanismos adictivos mentales que nos habíamos creado.
  3. Hipnosis. Realmente aquí se han sumado muchas personas que con experiencia en otros campos como la psicología tratan de motivar al adicto. El sistema se basa en una serie de mantras o de frases alentadoras de libertad que empujan al paciente a dar el primer paso. Aunque puede ayudar para un primer momento su inconsistencia en los siguientes días hace que se fracase en el intento con cierta asiduidad.
  4. Otras prácticas mentales. Últimamente se han estado implementado una serie de técnicas orientales como el yoga, la meditación y el mindfullnes que ayudan a generar de una forma más permanente una fortaleza en nuestras decisiones. Aquí se harían varias sesiones y se busca fundamentalmente que el paciente pueda dominar, observar y redirigir sus pensamientos obsesivos de una forma mucho más controlada. El éxito igualmente se basa en la convergencia que se obtenga entre el terapeuta y el interesado.
//]]>