Superar los conflictos

decídete a dejar el tabaco como esta chica
Decídete a dejar el tabaco
30 octubre, 2017
Show all

Superar los conflictos

superar los conflictos personales

A la hora de superar los conflictos juega una parte fundamental la manera personal de abordarlos. Cada persona tenemos un punto de vista y lo que a uno le parece insalvable para otro no es más que una oportunidad de mejorar.

Superar los conflictos empieza por uno mismo

Para abordar el conflicto todo empieza con cerciorarnos de que hay algo que no funciona o que nos perturba. Hacerlo con una mente clara, con objetividad, incluso podemos preguntar a alguien de confianza si mi visión coincide con la suya. Lo haremos sin afán de solucionarlo de inmediato, con paciencia, sabiendo que las cosas no se resuelven de hoy para mañana. Es mucho mejor emplear un tiempo suficiente y prudencial antes de acometer las medidas, sino tendremos que ir corrigiendo todo sobre la marcha. Y las variaciones en el camino generan un desgaste que hará más complicado el proceso.

Para iniciar una resolución de conflictos eficiente hay una serie de pasos imprescindibles:

  1. Conciencia de que existe un problema
  2. Visión de que puede haber una solución.
  3. Planificación de abordarlo.
  4. Sondear que ayuda necesito.
  5. Fijar una fecha para resolverlo.

Cuando el problema está definido, para superar los conflictos decidiremos si seguir así nos causa más problemas que beneficios, entonces de una forma tajante y resolutiva decidimos iniciar el proceso de cambiar. Las acciones que tendremos que acometer serán de un coste menor que el que tendré si no hago nada y sigo igual.

En el caso de las adicciones este punto es muy complicado, ya que buscaremos una y otra vez evadirnos de la situación siguiendo con la forma en la que hemos funcionado durante mucho tiempo.

La persona tiene que hacerse responsable del conflicto en la parte que le corresponde. Es muy común echar la culpa a los demás o a las circunstancias y así ir postergando la acción cada vez más tiempo. Tampoco ganaremos nada si nos echamos la culpa a nosotros mismos ya que esta no es más que una conducta inmovilizante, de victimismoque nos absorbe la energía y no deja sin la ilusión para emprender los cambios.

Debemos hacernos cargo de nosotros mismos, saber que solo nosotros podremos cambiar significativamente nuestra vida mediante pequeñas acciones que nos lleven al cambio global deseado.

//]]>