Plantas medicinales y el tabaco

neumonía y virus
La neumonía y el virus
26 marzo, 2020
día mundial
Día Mundial sin Tabaco
29 mayo, 2020
Show all

Plantas medicinales y el tabaco

plantas medicinales

Plantas medicinales y el tabaco. Desde tiempos ancestrales se han utilizado los productos que la naturaleza nos ha ido proveyendo para nuestra salud. Las plantas medicinales han ayudado a nuestros antepasados a superar muchas enfermedades y molestias que de forma artificial no se conseguía. La mezcla de culturas y pueblos fueron utilizados como un traspaso de conocimientos y experiencias en lo relativo a la utilización de estas hojas para usos medicinales.

Actualmente hay muchas tiendas especializadas en estos productos. Ya sea de forma natural o envasada en comprimidos. La forma más habitual es consumirlas mediante infusiones generadas por inmersión de la planta en agua muy caliente.  También algunas de ellas, como el aloe vera, se han podido aplicar en forma de aceites para tratamientos directos sobre la piel.

Algunas de estas plantas medicinales y el tabaco se han visto relacionadas para facilitar la deshabituación de esta adicción. Las más utilizadas son:

  1. El mencionado Aloe. Es una planta de la cual se usa prácticamente todo, desde sus hojas, hasta su savia. Es un tónico limpiador del sistema circulatorio. Por lo que ayuda a eliminar alquitrán y nicotina y, además, tiene un  efecto laxante a corto plazo. Su uso más conocido es a nivel dérmico. Suavizando los picores producidos por ciertas enfermedades como la psoriasis; o efectos cicatrizantes en caso de ciertas heridas. El aloe se utiliza en forma de aceites; capsulas, champús; cremas; y un sinfín más de preparados.
  2. Cola de caballo. Muy usada como planta diurética para evitar las retenciones de líquidos. Así como para la eliminación de tóxicos en momentos de deshabituación. Para eliminar la nicotina del tabaco la cola de caballo es muy beneficioso. Ya que acelera el proceso diurético facilitando así la adaptación del paciente a su nueva situación.
  3. La cúrcuma. Es una especie que se usa mucho para la preparación de platos. Tiene una acción antinflamatoria muy potente. Suaviza, por tanto, todos los cambios que se puedan producir en nuestro metabolismo. Su capacidad antioxidante, además, frenara los daños producidos por el tabaco en consumidores de muchos años. Y bajará las probabilidades de contraer un cáncer en los próximos años.
  4. Ginseng. Es una de las plantas que recientemente se han agregado a la lista de plantas medicinales más efectivas. Tienen un poder estimulante cerebral. Recupera áreas dañadas del sistema cognitivo. Además tiene una influencia en la mejora de la potencia sexual y de la libido. De la cual sabemos que la nicotina tiene cierta influencia negativa.

En este campo hay una infinidad más de plantas medicinales que se ha comprobado que tiene muchos benéficos en nuestro organismo. Sobre las plantas medicinales y el tabaco es un campo en el que nos queda mucho que avanzar. Pero no tenemos que dudar en optar por ellas antes que por cualquier medicamento. Ya que lo natural siempre era más fácilmente absorbible y asimilable por nuestro cuerpo.

Por lo que antes de someternos a un tratamiento debemos de ver si nuestro cuerpo y mente puede estar preparado e informarnos de que si hay otros métodos más naturales y menos invasivos con mejor índice de éxito y eficacia.

El tabaco es, como todos sabemos, uno de los hábitos que más perjudica a tu salud. En nuestra web te contamos todo sobre el método láser para dejar de fumar que realizamos en la clínica No Mas tabaco. Un método para dejar de fumar indoloro y natural. Puedes leer más aquí.

El método láser para dejar de fumar se basa en la aplicación de un láser terapéutico en determinados puntos del sistema nervioso. La bioestimulación producida logra reducir eficazmente los síntomas de abstinencia, facilitando así la des-habituación más rápidamente. El método láser para dejar de fumar es indoloro e inocuo y genera un estado de relajación y bienestar propicio para dejar el tabaco.

Tratamiento para dejar de fumar por láser de tres sesiones de 40 minutos cada una. Notarás mejoría desde el primer día con el método personalizado más efectivo del mercado.

¡¡Seis meses de garantía!!