método para dejar de fumar y no consumir más cigarros
Tu método para dejar de fumar
1 febrero, 2017
humo de fumar inconscientemente
Fumar inconscientemente
13 febrero, 2017
Show all

Influencia del tabaco en el sistema respiratorio

tabaco en el sistema respiratorio, no fumes

El tabaco afecta al sistema respiratorio, al circulatorio, al cardio-vascular y al sistema nervioso central, pero la influencia del tabaco en el sistema respiratorio es donde normalmente se hace más evidente el deterioro progresivamente causado.

¿Cómo funciona nuestro sistema respiratorio?

Este sistema tiene como objetivo que llegue el suficiente oxígeno a nuestro cuerpo. Mediante nuestros pulmones inhalamos  oxígeno para pasarlo a la sangre que lo transporta a todas las células del organismo. Estas células desechan dióxido de carbono que es devuelto mediante la sangre a los pulmones y exhalado al exterior. El oxígeno es una fuente de energía vital para el cuerpo que la consume y la convierte en Dióxido y la expulsa.

Componentes del sistema

El sistema lo componen nariz, garganta, tráquea (laringe y faringe), 2 bronquios y 2 pulmones (formado por alveolos).

El tabaco en el sistema respiratorio

¿Cómo lo dañamos al fumar?

La influencia del tabaco en el sistema respiratorio es muy evidente ya que al fumar consumimos e inhalamos sustancias químicas que son llevadas por todo este circuito hasta la sangre. Las que más dañan al sistema respiratorio son la nicotina, el monóxido de carbono, el calor del humo y el alquitrán.

  1. Irritan y queman la garganta causando dolores , tos, cambio de voz, mocos . Cicatrices de por vida .
  2. Esas irritaciones permanentes crean inflamaciones crónicas , cicatrices y estrechamientos de los conductos.
  3. Las sustancias químicas forman placas de mucosidades y  formaciones solidas permanentes
  4. Las paredes de los pulmones se dañan pierden flexibilidad (contraerse y dilatarse) y esponjosidad del pulmón pierde capacidad de tomar aire (oxigeno) y de expulsarlo dióxido de carbono). Pierde capacidad de dar suficiente oxígeno al cuerpo. Se daña la elastina y se generan pequeñas cicatrices en las paredes. Pérdida de capacidad pulmonar.
  5. Destrucción de pequeños capilares que llevan el oxígeno a la sangre.

Cómo lo percibimos

  • Cansancio y fatiga por no recibir el cuerpo suficiente oxigeno
  • Envejecimiento pulmonar. Daño en su capacidad de traer e inhalar y expulsar menos aire-oxigeno.
  • Tos, irritación de garganta, mocos. Crónico.
  • Sustancias nocivas en nuestro cuerpo que a su vez  son caldo de cultivo de gérmenes y enfermedades.

La decisión de dejar el tabaco es siempre bienvenida y es el sistema respiratorio el que primero te lo agradecerá devolviéndote parte de la vitalidad que creíamos perdida.

 

//]]>