chica durmiendo para mantenerse en forma
¿Cómo mantenerse en forma?
15 noviembre, 2016
cigarro tirado tras pasar por método láser para dejar de fumar en Valencia
¿Qué es el método láser para dejar de fumar en Valencia?
29 diciembre, 2016
Show all

¿Por qué se suele engordar al dejar de fumar?

puño aplastando paquete de tabaco para no engordar al dejar de fumar

Una de las barreras que impide tomar la decisión de dejar el tabaco es el miedo a engordar al dejar de fumar. Muchas personas creen que es inevitable y que una situación llevará a la otra, pero hay muchas formas de evitarlo y así poder acometer este difícil paso sin más preocupaciones.

Los beneficios de dejar el tabaco son obvios. Las distintas ramas médicas han demostrado cómo se reduce el riesgo de contraer infinidad de enfermedades y dolencias al dejar esta adicción. Ahora bien, en las consultas surge la misma pregunta ¿Por qué se suele engordar al dejar de fumar?

Hay varias razones por las que normalmente esto sucede y son de las que tenemos que estar prevenidos para tomar las acciones correctoras que nos ayuden.

Engordar al dejar de fumar

  1. El consumo de nicotina y de las otras sustancias del tabaco genera una aceleración del metabolismo que hace que gastemos unos 200 kilos de calorías más al día. Eso se produce al acelerar la ingesta de nicotina ya que nuestro ritmo cardiaco y la circulación sanguínea se incrementan cada vez que pegamos una calada.
  2. Otra razón es que nuestro cuerpo está constantemente tratando de expulsar todas las sustancias nocivas que el cigarillo contiene, nuestras defensas como la vitamina C y los glóbulos blancos actúan implacables contra todo este tipo de elementos generando en ese desgaste un gasto calórico.
  3. El tabaco tiene cierto efecto saciante debido a que se ingiere una cantidad de monóxido de carbono, de alquitrán y otros elementos que van a parar a la sangre, pulmones y demás órganos, estos dan una sensación de ingestión y disminuyen el apetito, que no el hambre, y nos hacen estar más horas sin ingerir alimentos.
  4. Y por último, engordar al dejar de fumar tiene un aspecto psicológico, ya que en ciertas personas se crea una sensación de vacío, de desazón, que derivan al consumo de alimentos altos en azúcar y grasas para que les haga mantener esa misma sensación que en parte conseguían con el tabaco.

En resumen, sí  que suele ser habitual engordar al dejar de fumar al darse algunas de las situaciones anteriormente descritas, pero conociendo las causas se deben buscar soluciones que nos ayuden a disminuir este proceso. Hay que mejorar los hábitos alimenticios para que el consumo de calorías/día no aumente y por otro lado tenemos que conseguir más movilidad para que aumente consumo. Todo el esfuerzo valdrá la pena para conseguir nuestro objetivo. ¡Ánimo!

//]]>