dejar de fumar montañas de cigarros
10 razones para dejar de fumar
29 octubre, 2016
chica durmiendo para mantenerse en forma
¿Cómo mantenerse en forma?
15 noviembre, 2016
Show all

¿Cómo dejar de fumar sin mono?

dejar de fumar sin mono, respira limpio

Todos queremos dejar de fumar sin mono, sin la ansiedad que se produce en los primeros días por la cesación del consumo de tabaco. Este mono o síndrome de abstinencia se produce porque la forma más común de dejar de fumar es simplemente mediante “fuerza de voluntad” y ésta por sí sola no es suficiente para eliminar los efectos que se producen al dejar de fumar.

¿Por qué es difícil dejar de fumar sin mono?

Cuando una persona lleva una serie de años fumando el consumo de nicotina es constante, el cuerpo lo asimila como algo ya periódico y el Sistema Nervioso Central se acostumbra a recibirlo cada ciertos minutos. La nicotina produce inicialmente una producción extra de hormonas como las endorfínas y la dopamina, cuando pasan unas semanas de ese consumo se genera un trastorno en el SNC y éste ya no produce naturalmente estas hormonas sino que sólo lo hace cuando percibe el consumo de la droga. De hecho, este es el mecanismo más común para el resto de los estupefacientes y drogas del mercado. La tolerancia nos lleva a un permanente déficit anímico y a un estado de dependencia.

Diferentes tipos de mono

Por una parte, tenemos la dependencia física al tabaco, sensación de vacío y de ansiedad que nos genera el dejar de consumir. Estos efectos pueden durar unos 3 días aproximadamente, tiempo que sólo dura la nicotina en eser eliminada al 90% de nuestro organismo, en un periodo de apenas unas semanas nuestro SNC volverá a funcionar correctamente y a producir las hormonas necesarias para estabilizar y equilibrar nuestro estado de animo.

Por otro lado, tenemos la dependencia psicológica. Esta varía según la persona y la forma de afrontar el proceso. Cuanto más nos demos cuenta que la nicotina es sólo una sustancia que nos provoca una ansiedad para luego disminuirla (que no eliminarla), antes saldremos de ese circulo de adicción. Hay que concienciarse de que ese malestar que nos produce es extra a los que ya nosotros de por si teníamos de base, por lo que tenemos que ser conscientes de que una vez dejamos de fumar la ansiedad que queda remanente no es el mono del tabaco sino fruto ya de nuestro carácter, personalidad o circunstancias en la vida. Y estas las tenemos que afrontar ya con otras herramientas.

Cómo dejar de fumar sin mono

Para dejar de fumar sin mono, es necesario tener fuerza de voluntad y llevar a cabo esta serie de acciones:

  • Pedir ayuda a terapeutas especializados que nos ayudarán en gran medida a minimizar estos estados transitorios. El láser es el método que más ha demostrado reducir estos efectos y que más eficientemente ha funcionado en este proceso. Al producir artificialmente las mismas hormonas que la nicotina, damos tiempo a que el cerebro se recupere y no notaremos esa ansiedad de los primeros días. Son tan solo tres sesiones que irán en paralelo a la eliminación de la nicotina por parte del cuerpo.
  • Ser conscientes del funcionamiento de la nicotina en nuestro cerebro, de qué mecanismos emplea y asimilar que ésta no nos da tranquilidad ni nos genera calma, sino todo lo contrario.
  • Asumir que tenemos otras fuentes de ansiedad, estudiarlas y tratarlas en tres pasos:
  1. Analizar y observar
  2. Tratar de eliminar o reducir
  3. Dejarla atrás o aceptarla
  • Por último, no darle mas vueltas. Las adicciones generan ansiedad cuando nuestra mente vuelve a ellas, hay que darse cuenta cada vez que estemos pensando en el tabaco y rápidamente desviar la atención, este hábito pronto se convertirá en un mecanismo que nos hará olvidar más fácilmente nuestra antigua adicción.

¡Ánimo! hay que intentarlo, quizá no lo consigas a la primera pero sí a la segunda o a la tercera y ganarás en salud.

 

//]]>