Centrarnos en los objetivos

transtonos por medicamentos
Trastornos por medicamentos para dejar de fumar
9 diciembre, 2019
Show all

Centrarnos en los objetivos

Centrarnos en los objetivos

El sistema nervioso central está formado por órganos y conexiones neuronales muy complejas que funcionan como un mecanismo independiente. El cerebro es el ordenador que regula todas las funciones y mecanismos corporales. Pero también es el encargado de transmitir las emociones y guiar las decisiones que tomamos diariamente. Es como un ordenador que controla todo.

Lo que nos hace distintos a otros animales es que los humanos tenemos la capacidad de razonar y no seguir puramente nuestros instintos. Sino ver un poco más allá de nuestras decisiones inmediatas, siendo conscientes de las posibles consecuencias. Este ser consciente es un aspecto fundamental de nuestra mente.

Al centrarnos en los objetivos estamos dirigiendo nuestras capacidades a lograr algo. Estamos sembrando una ilusión y una actitud como  el motor para intentar cumplir con esa meta. Debido a que nuestra mente siempre está en marcha, nunca descansa, debemos de proveerla constantemente de ideas y acciones. Ideas y acciones que la mantengan dirigida hacia propósitos beneficiosos. Ya que de lo contrario tenderá a divagar y a aferrarse al  campo de las emociones inmediatas  y de los instintos.

Para controlar todo ello tenemos a la consciencia. Esta es tanto externa como interna. En occidente estamos muy orientados a lo externo, a poseer, a hacer cosas. Pero nuestra consciencia debe también viajar hacia nuestro interior. Ser capaz de contemplar cómo nos sentimos; que pensamos. Cómo nuestro incesante parloteo guía nuestros sentidos. Este aspecto de consciencia interior es la que podrá originar un maestro. Un guía que puede separar lo importante de lo meramente superficial. Que sepa frenar emociones destructivas y aliviarnos cuando las causas ajenas nos afecten.

En relación a las adiciones y dependencias insanas como al tabaco debemos de aceptar que se ha generado una deficiencia en nuestra mente. Que hemos provocado con nuestro consumo un patrón que tenemos que romper desde nuestra consciencia. Y una vez hemos roto esa atadura, aceptar que vamos a tener que convivir con ese pensamiento durante un tiempo. Pero que es sólo eso, un pensamiento provocado por una parte de nuestra mente que no está funcionando de forma correcta y a la que corregiremos las veces que sea necesario. Desde No Mas tabaco trabajamos también este aspecto para que el romper con el tabaco no sea sólo cuestión de unos días, sino que se pueda hacer de forma permanente y sin recaídas.